Cuentacuentos dice inculcar el amor por los libros es un súper poder que los padres deben desarrollar

21 de abril, 2018

Con su pabellón de la Feria Internacional del Libro Santo Domingo 2018, la Vicepresidencia de la República motiva el hábito de la lectura con diferentes estrategias como el uso de la tecnología

 

SANTO DOMINGO, 21 de abril de 2018.- En estos tiempos de rapidez y tantas ocupaciones, inculcar el amor por los libros es un súper poder que los padres deben desarrollar. Así lo explica la cuentacuentos Ángela León, quien compartió la entretenida historia “Los superhéroes no son un cuento” con las familias visitantes del pabellón de la Vicepresidencia de la República en la XXI Feria Internacional del Libro Santo Domingo 2018 (FILSD 2018).

Con historias relatadas por ella y por su hijo de seis años, Lemuel, y anécdotas de cómo sembró en él el hábito de la lectura y otras dinámicas, León dejaba en los asistentes el mensaje de que los padres son actores principales en la formación de los niños y promotores del acercamiento y amor perpetuo hacia la lectura.

“Cada padre es un superhéroe cuando decide convertirse en la inspiración principal del vuelo integral de sus hijos”, sostuvo este sábado, tras asegurar que cuando un niño lee se vincula a otros mundos, a otras experiencias aún sin moverse del lugar donde está. Agregó que los libros abren la mente y emociones, convierten al lector en una persona más segura de sí al hablar y al vincularse con otras personas. Esta práctica también permite un mejor rendimiento escolar porque enriquece el lenguaje y se torna un hábito difícil de abandonar.

Por otro lado, Estefany Amparo, relató el cuento “El chivo que no podía estornudar”, de la autora Cecilia Avalos, ante decenas de niños y niñas que asistieron al pabellón junto a sus padres. Allí, la cuentacuentos les exhortó a seguir leyendo, ya que a su entender, con un solo libro es posible contar múltiples historias, y que la lectura no es solo para hacer tareas.

Tecnología y lectura

La tecnología fue otra atracción del pabellón con la instalación de un dispositivo que permite hacer pinturas y esculturas virtuales de tres dimensiones. Los visitantes podían usar un visor y controles para practicar esta moderna técnica que han hecho suya artistas plásticos, cuyas obras se pueden ver en museos virtuales como el Museum of Natural History y el Louvre. El visor de realidad virtual hace sentir al usuario como si estuviese dentro de la obra de arte.

El encargado de la instalación fue Ricky Glusky, del estudio Lone Coconut, quien explicó el uso de la aplicación Tilt Brush de Google. Sostuvo que usan este tipo de tecnología para hacer animaciones de efectos visuales en películas dominicanas.

También en el área denominada Entre Palabras e Imágenes del Pabellón dedicado a la Biblioteca Infantil y Juvenil República Dominicana (BIJRD) los visitantes pudieron leer en tabletas decenas de cómics. El objetivo de esa área es representar una biblioteca del futuro. Entre las historietas disponibles hay varias de Batman, Las Vacanas y Ahora que Vuelvo, Ton.

Mientras que en el área Entre Redes y Libros los promotores de la lectura en redes sociales, denominados booktubers en YouTube e bookstagrammer en Instagram, explicaron a los visitantes las técnicas que usan para sumar cada día nuevos lectores con sus publicaciones de fotos y vídeos.

En el espacio participaron la bookstagrammer Robelmy Jiménez, de 21 años; y las booktubers Nicole Rojas, de 19; y Amalfi Disla, de 28. Sus respectivos usuarios son @zorros__literarios_, Its Nicolebooks y Reading and Living. También, Camila Quezada, Alison Gutiérrez y Leticia Lara.

Para finalizar la jornada, Odrisia Encarnación, publicista de Moro Studio, ofreció el taller E-scritura, mediante el cual enseñó a los asistentes cómo crear un blog y hacer que sea popular.