Cuentacuentos motiva visitantes del pabellón a actuar y contar historias

27 de abril, 2017

La actriz Clara Luz Lozano cuenta animadamente una historia a niños y adultos en el auditorio del pabellón Aprender es Divertido, de la Vicepresidencia de la República, en la XX Feria Internacional del Libro Santo Domingo 2017.

La actriz Clara Luz Lozano cuenta animadamente una historia a niños y adultos en el auditorio del pabellón Aprender es Divertido, de la Vicepresidencia de la República, en la XX Feria Internacional del Libro Santo Domingo 2017.

La actriz Clara Luz Lozano narró historias e involucró a grandes y chicos en interactivas sesiones de cuentacuentos en el pabellón Aprender es Divertido

 

SANTO DOMINGO, 27 de abril de 2017.- “Para crecer y crecer muchos cuentos has de leer”, decían reiteradamente a coro la actriz y escritora de cuentos infantiles Clara Luz Lozano y una veintena de niños durante uno de los animados encuentros de cuentacuentos realizados en el pabellón de la Vicepresidencia de la República, en la XX Internacional de Libro Santo Domingo 2017.

Esa tarde no hubo espacio para el aburrimiento en el auditorio René del Risco Bermúdez, del pabellón Aprender es Divertido, ya que Lozano no se limita a narrar historias, sino que involucra a grandes y chicos en el relato y los anima a actuar y contar historias.

Con la narración de los cuentos Chusa Chucena y Trico Tricotosa, la actriz llevó a los participantes a un mundo de imaginación, como lo hacía su padre con ella cuando era apenas una niña, a la luz de una vela.

Los niños cantaron, actuaron e hicieron trabalenguas guiados por la actriz y maestra de actuación, que protagonizó la película “A Dios que me perdone”, dirigida por Ángel Muñiz.

Lozano, que también interpreta un personaje llamado Clarita, una niña de ocho años que tiene todos los cuentos del mundo en un bolsillo, escribió los cuentos para niños María Taquitos y Pedro Pintú y sus Pinceles Mágicos.

Dijo que con el primero busca que las personas aprendan a no afanarse por querer ver a un ser querido que han perdido y que sepan que lo pueden visualizar en su mente e imaginación, porque todos los recuerdos y el amor permanecerán. Mientras que el segundo es la historia de un niño que amaba pintar y pudo enseñar a sonreír a su pueblo, cuando hizo un arcoíris al revés.

Lozano pertenece a un grupo llamado Las Cuentacuentos, que son mujeres del mundo literario y las artes, que con sus relatos cautivan y hacen que el público, sea infantil o adulto, se sumerja en la historia.